Gabino Fraga Peña: Sea indiferente con Trump, pero no olvide a los millones de mexicanos que lidian con él

Una de las claves del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, por trillado que suene, fue su actitud conciliadora. Sin embargo, en materia de política exterior, específicamente con la relación México-Estados Unidos, el hoy virtual ganador de los comicios presidenciales, respondió a los embates tuiteros de Donald Trump. El tabasqueño fue enfático: no pagaremos por el muro. Y con él no fue conciliador.

Hoy la interrogante en materia de política exterior no versa, o no debe hacerlo en la cabeza de López Obrador, sobre si México pagará por ese muro que parece hasta una utopía electorera de Trump. Hoy, la pregunta que debe hacerse (él y todo su equipo) es la relación que entablarán con la administración beligerante del país vecino del norte. Señor presidente (a partir del 1º de diciembre), revisando la prensa extranjera, específicamente un texto escrito por John Feeley, ex embajador de Estados Unidos en Panamá, encontré varias pistas que podrían servirle.

  1. Diferencia estratégica: una de las claves para lograr una relación “sana” es ignorarlo. Sí, no caiga en el “apretón de manos” a la Emmanuel Macron.
  2. Ignórelo a él, no a la economía: el 80% de las exportaciones mexicanas tienen como destino Estados Unidos. Eso significa un comercio binacional diario de más de mil millones de dólares.
  3. Vaya a Washington, no a la Casa Blanca: meterse a la boca del lobo es muy fácil. Salir de ella, no tanto. Por eso, señor futuro presidente, pasee por Estados Unidos, pero resista la tentación de los reflectores internacionales y de un posible desaire del inquilino incómodo de la residencia ubicada en Pennsylvania 1600.
  4. Acérquese a los gobernadores: es evidente que la idea de Trump sobre el comercio es cerrada y proteccionista, al grado de poner en entredicho la continuación del TLCAN. Por eso, alíese de los 30 gobernadores que tienen en México a nuestro país como su socio comercial número uno (o dos, en algunos casos). Ellos, al igual que nosotros, creen que los aranceles solo ocasionarán la pérdida de empleos en ambos lados de la frontera.

Por último: no pierda los estribos. Tenga presente que es altamente probable que Trump en algún momento lance ataques directos contra usted o su gabinete. Solo recuerde que su paciencia y tenacidad por más de una década fueron otras dos claves para llegar a la presidencia de México. Absténgase de engancharse en una guerra tuitera.

Solo recuerde una cosa: para cuando usted sea investido como Presidente, Donald Trump casi tendrá su futuro definido para 2020, porque en noviembre habrá elecciones de medio término en Estados Unidos. Y la voz es unísona: no se equivoque ni le dé argumentos al magnate para decirle a sus simpatizantes que necesita seguir combatiendo a los ‘bad hombres’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s