El origen de las Fake News en México

Por Gabino Fraga Peña. 

Para entender este tema, es necesario dejar una cosa por sentada: no se puede decir a ciencia cierta cuál es la fecha exacta del inicio de las Fake News en México. Sin embargo, sí podemos situarlo en un momento de la historia política de México. 

Peñabots, el origen de todo 

¿Se acuerdan cuando Enrique Peña Nieto era la estrella de Twitter y Facebook? Pues bien, no es porque su popularidad (en ese momento) gobernara, sino porque detrás de él y todo lo que publicaba había un ejército (de bots) que buscaba contrarrestar las opiniones negativas. Su táctica era sencilla: el jefe publicaba, ellos contestaban con elogios.

A partir de ahí, buscaban modificar percepciones, cambiar sentimientos y hacer una posverdad diferente. La realidad es que la gente poco a poco comenzó a darse cuenta que eran parte del mismo sistema y comenzó a darse una crítica aún más feroz. 

Ese momento lo aprovecharon las agencias de marketing digital para ofrecer atractivos paquetes de publicaciones apoyando la causa. Claro, con la ayuda de robots que multiplicaran esos mensajes hasta convertirse en una famosa tendencia en redes sociales. 

Hacia la metamorfosis 

Cuando el recurso de los bots se agotó (mas no se terminó) las estrategias políticas voltearon hacia un nuevo recurso: plasmar rumores en sitios web, convertirlos en noticia y hacer que la percepción siguiera cambiando. 

Ahora ya no eran mensajes emitidos por “cuentas ciudadanas”, sino por “medios de comunicación” vistos en forma de sitios web. Pero hubo un portal que inauguró, o al menos percibo dio pie al origen de las noticias falsas, el genuino ‘El Deforma’, que tomó (a manera de sátira) el origen de su nombre en un reconocido diario en México: el Reforma. 

Sin embargo, El Deforma lo que pretendía era reírse de la ‘desgracia del país’, en materia de política y economía. Pero hubo algún visionario que pensó: ¿por qué no tener un sitio de rumores, noticias falsas que ayude a cambiar una percepción?

Y entonces, comenzó la historia, entre 2013 y 2015 del boom de los sitios de Fake News. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *